enero 20, 2017

100 Puertas (# 1) - N.D. Wilson




Henry York, un chico de doce años, se está yendo a dormir una noche cualquiera, cuando escucha un golpe fuerte proveniente de la pared del ático, sobre su cabeza. Se encuentra en una casa extraña — Henry vive ahora con sus tíos y sus tres primos—, así que trata de ignorarlo. Pero a la noche siguiente se despierta con trozos de escayola en el pelo. A la pared le han salido de repente dos pomos, y uno de ellos empieza a girar lentamente… 

Henry comienza a arrancar trozos de escayola de la pared y descubre noventa y nueve puertas, cada una de forma y tamaño diferentes. A través de una de ellas se escucha el sonido de la lluvia. A través de otra se ve una sala reluciente en la que hay un hombre que se está meciendo. Henry y su prima Henrietta pronto comprenden que estas puertas son algo más que simples puertas. Son, de hecho, portales hacia otros mundos. 

Sinopsis y portada: www.casadelibro.com



Y queridos lectores, como lo prometido es deuda aquí está la reseña que les debía.

100 Puertas nos trae la historia de Henry, un chico de 12 años cuyos padres han sido secuestrados y debe irse a Henry (Kansas) a vivir con su tío y tía que tiene cerca de 8 años que no ve. Al llegar, se reencuentra con sus tres primas y su tía le asigna el ático para que sea su habitación. Todo va bien a pesar de que Henry es un chico de pocas palabras, hasta que una noche siente algo que golpea con insistencia en la pared tras el respaldo de su cama; extrañado Henry se levanta y al hacerlo descubre que en la pared han aparecido sendos pomos incrustados en la madera de una pequeña -diminuta- puerta. A partir de ese momento, la vida de Henry dará un vuelco y será más contundente este giro cuando él y Henrietta (su prima 3 años menor que él) decidan investigar qué son las puertas, para que sirven y a la larga, cómo usarlas.



Fuente: http://100-puertas.blogspot.com/


Llegué a esta genial aventura porque me la prestaron bajo la recomendación de ser fantástica -y no se equivocaron-, aunque está claro que es un libro infantil no tiene desperdicio. 

Henry es un chico muy raro a decir verdad, no habla mucho y no siente añoranza por sus padres como lo haría cualquier chico -sobre todo estando secuestrados- motivo por el cual se recrimina diariamente sin embargo tiene una personalidad decidida y nada ni nadie lo apartará de aquel misterio. Por otro lado está Henrietta que viene siendo la Hermione Granger de este libro y es que apenas supe como era la chica, no pude evitar pensar en la mejor amiga de Harry Potter. Ella será la contraparte pensativa, maquinadora e impulsora de todo; es ella quién primero se plantea que las puertas deben conducir a algún lado e inicia junto a su primo, un largo recorrido para desentrañar la verdad no solamente sobre su familia, sino también sobre su fallecido abuelo y la casa que habita. El resto de los personajes son todos muy agradables, no he sentido deseos de estampar a ninguno aunque la hermana menor de Henrietta se pasa de cotilla; sin embargo llegado un punto en la trama, también pone su granito de arena. Igualmente el gato Blake, era una parte interesante de la historia, le añade ese toque de misticismo que solamente los gatos pueden dar.


Fuente: www.notigatos.es


Este libro tiene de todo un poco: misterio, fantasía, acción, algún toque que trata de ser terror pero no llega a serlo... por ello se hace aún más interesante. Siendo diferente a lo que estamos acostumbrados, está narrado en tercera persona y eso nos da una ventaja puesto que sabemos todo, en todo momento. Sin duda alguna era emocionante descubrir -o imaginarse en muchos casos- a donde conducía tal o cual puerta.

Lo único que no me ha gustado mucho o mejor dicho, que me ha parecido raro, es que en muchas ocasiones los personajes principales no se comportaban ni acordes a su edad, ni con cierta lógica del mundo en el que vivimos. Ellos estaban inmersos en la trama y se movían conforme a lo que pasaba por tanto en ciertos momentos te descoloca que digan algo X o hagan algo Y que no está del todo acorde a su madurez, sino muy por encima.

100 puertas es la primera parte de una trilogía interesante, divertida y diferente, cosa que se agradece en estos momentos en que todo ya parece estar dicho. Si eres adolescente -entre 11 y 15 años- dale una oportunidad puesto que te parecerá mágico, si eres un adulto - de 16 en adelante-, igualmente dale una oportunidad porque no podrás despegarte de sus entretenidas páginas.



5 de 5

Saga "100 Puertas"
El fuego del diente de león (#2)
El rey chestnut (#3) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :), por favor recuerda ser respetuoso al emitir tu opinión...