octubre 02, 2015

Los Libros Juveniles También Maduran... - Parte I

Estimados lectores, quizás -por el título de la entrada- piensen que estoy completamente loca, pero no... esto es más bien una especie de (no se bien como llamarla) reflexión acerca de la literatura juvenil de los últimos años; esto es algo que me vino a la cabeza mientras leía Obsidiana y pues... pensé que me gustaría compartirlo con ustedes. 

¡Manos a la Obra, porque será un poco largo!

Fuente: www.all4prints.com


Ok, no es que este obsesionada ni nada por el estilo, pero comenzaré este escrito por la que para mi (y digo para mi porque obviamente está escrito desde mi perspectiva) fue una de las primera novelas dirigidas al público infantil-juvenil: Harry Potter

Fuente: www.reddit.com

Las aventuras de este joven quien descubre que es un mago a los 11 años, gracias a una carta que ni tan siquiera le quería ser entregada por sus malvados tíos, supuso abrir unas puertas GIGANTES a todos los escritores de literatura infantil que no se enmarcaban dentro de los cuentos cuyos formatos eran ilustraciones vistosas y enormes letras. A pesar de haber leído prácticamente "toda mi vida", le tengo especial cariño a esta novela porque como ya saben, todos pasamos por una etapa de rebeldía en la que aunque nos guste leer, simplemente no queremos hacerlo... sabemos que se nos abrirán oportunidades espectaculares al entrar en un libro, pero estamos demasiado ocupados en quejarnos para aceptarlo, y este libro en particular fue un regalo que me permitió recordarme que leer era uno de los mejores hábitos del mundo. Me enamoré perdidamente de Harry, Ron y Hermione y del mundo que dibujaba J.K. Rowling en cada una de sus historias. Por supuesto, esto no solamente me ocurrió a mi, sino también a un montón de niños (ya en vías de adolescencia) alrededor de todo el mundo, que a la larga, no leían únicamente las novelas, sino que además esperaban ansiosamente las películas. 


Fuente: disney.wikia.com


En medio de esto, hubo un boom espectacular en el cual aparecieron libros como: Percy Jackson, Uglies, La Hermandad de los Pantalones Viajeros y  un sinfín más de títulos -que si comienzo a redactar no acabaría nunca-. Al margen de no haberlos leído todos, puedo decir que cada uno de ellos tenía personalidad propia, ninguno se parecía del todo al otro y todos trataban temas totalmente diferentes: desde amistad y amor, hasta lo que implica madurar y tomar tus propias decisiones. Hasta este momento, todo era normal; muchas de estas historias lograron se llevadas al cine consiguiendo buena taquilla y repartos en ocasiones inolvidables.

Luego hubo una nueva explosión, y con ella llegamos a otra de las novelas que casi todo el mundo recuerda -para bien o para mal- y es que ¿cómo podríamos olvidarnos de la popular Crepúsculo? Si, esa misma... la historia de S. Meyer que reflejaba las vivencias de la -si se quiere- apática Isabella "Bella" Swan desde que se muda de Phoenix a Forks, el lugar más húmedo de USA y conoce a Edward Cullen, un chico muy lindo con un "pequeño" secreto: es un vampiro de 110 años.


Fuente:www.fanpop.com


Y a partir de aquí TODO comenzó a cambiar.

Si bien la mayoría de las personas se preguntaba en que radicaba el atractivo de esta novela, puedo asegurar que más de la mitad de los adolescentes que conocía estaban super enganchados a esta historia y por supuesto no voy a decir que yo no. Por algún motivo, la familia Cullen (específicamente Edward y Alice) lograron atraparme en sus personalidades contradictorias. Me encantaba el saber que Bella amaba a Edward por sobre el hecho de que fuese un vampiro, tuviese 110 años, no durmiera y muchas otras características más; esta ola de locura por los muertos vivientes se extendió infinitamente y MUCHOS autores vieron en ello un nuevo trampolín para construir relaciones entre chicas de aspecto débil pero personalidades determinadas y fenómenos con años, siglos e incluso días de haber despertado de la muerte. Igualmente hubo algunos otros que consiguieron crear mundos en los que a pesar de que los protagonistas estaban vivos, los rodeaban circunstancias atenuantes en las que demonios, vampiros, zombies y otras cosas por el estilo se interponían en su felices por siempre.

- Y esto incluye versiones de los clásicos Orgullo y Prejuicio, Don Quijote y muchos otros que han... ehm...destrozado, modificado -

Sea como sea y sin importar si consideraban a Crepúsculo un gran error de la literatura o no, sentó precedentes que influyeron notablemente en todas las novelas de fenómenos de la época, no voy a citar ningún título para que no se vea como que tengo preferencia por unas y a otras las aparto. En realidad basta con que les diga la fórmula bajo la cual se escribieron y ustedes mismos las ubicarán:

1. Lugar geográfico bastante recóndito.
2. Padres divorciados o alguno de los dos fallecido; así mismo con aquel con el que viva la chica, será descuidado o trabajará demasiado.
3. Chica de 17 años, estudiante de secundaria. Callada, con hábitos un tanto peculiares.
4. Chica bonita pero no consciente de ello.
5. Mejor amiga que sabe todos sus movimientos.
6. Chico que está lindo pero que por algún motivo se comporta extraño.
7. Hermanas, hermanos, primos, demás familiares del chico lindo; casi todos agradables pero un tanto misteriosos.
8. Malvado muchas veces más atractivo que el protagonista pero MALO hasta la médula.
9. Chico lindo, dulce, agradable, sincero, posiblemente humano y querido por los padres de la protagonista, que ha estado siempre enamorado de ella pero prefiere no decir nada.
10. Situación de peligro que saca a relucir los secretos del protagonista y que hace que la chica decida que, aunque él sea un fenómeno, ella lo ama inevitablemente. Y que también provoca que el chico lindo y posiblemente humano se decida a dar a conocer sus sentimientos.

Mezclen todo eso y obtendrán de seguro una novela con buenas ventas aparecida en un periodo de 4 a 5 años posterior a la publicación de Crepúsculo. Y que aunque puede sonar extraño, lograron captar público y buenas críticas; por supuesto esto no solamente dependía de seguir la fórmula mágica, la pluma del escritor y su habilidad para conseguir la atención de los lectores juega un papel muy importante, así, una vez que el lector ha caído y se ha paseado por los -al menos- 4 tomos de la novela... es cuando muy probablemente se percate de que tenía algo en común con la historia X o Y. 

Por tanto, a pesar de que eran novelas agradables también eran bastante predecibles y si repetitivas.

Fuente: www.fanpop.com


Sin embargo esto no acaba aquí, porque ahora tenemos que subir otro peldaño creado por Crepúsculo y que nos servirá para lanzarnos a nuestra siguiente aventura literaria... pero para ello tendrán que esperar hasta la próxima semana :) .

Y ustedes ¿Identificaron algo en esta primera parte?

1 comentario:

  1. Hola me gusta tu blog y tu entrada me parece sumamente interesante, te sigo, te dejo el link de mi blog por si gustas pasar por el http://librotravesura.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :), por favor recuerda ser respetuoso al emitir tu opinión...